6 oct. 2011

¡Esos relojes infames...!

Buenos días queridas personas.

 Pensé que este año tendría mucho más tiempo, y sin embargo es como si las horas me consumiesen...no obstante, creo que poco a poco le cogeré el ritmo a esto, en cuanto mi cabeza esté lo sificientemente "sobria" como para escribir :3
(No...no me he aficionado a la bebida, es una forma de hablar ¬o¬)

¡Hablando de agonía temporal...!
Estoy segura de que conoceis (o incluso tenéis) algún reloj de éstos cuyo secundero no avanza a trompicones, sino de forma contínua...
Bien, pues me dan vértigo. Un vértigo "espiritual", como si el tiempo fuera de pronto demasiado insignificante y se desmoronara como en aquel famosísimo cuadro de los Relojes Blandos ( o La persistencia de la memoria) de Dalí.

[(Ahora insertaría imágenes, pero como mi ordenador es así de chungo del guetto, se cuelga cuando lo intento :3) ¿Comuna para un ordenador...?  ]

En pocas palabras...me dan algo parecido al miedo.
¡Así que no me regaleis nada parecido por mi cumpleaños, por muy impuntual que suela ser!

(Que estoy luchando por no serlo, conste)

  • Estoy un poco desconcentrada últimamente, así que tengo mil cosas escritas, pero todas sin terminar, así que dejar que mi síndrome pos traumático se mitigue xD
  • Tristemente, y aunque ya lo publiqué el otro día, un pequeño...¿Relato? en El Cajón de las Moscas.
  • Quiero que sepáis todos, que el videojugo "Patapón" me pone enferma. Da igual lo "superchachi" que digais que es.
Sin más por hoy, se despide, ahíta de amor a los lectores, Lady Erratas. (¿qué? son mi seña de identity :3)

1 comentario:

Paranoid dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.